Putas sin género

prostitutas violencia de género

 

En octubre de 2013 un militar español fue encarcelado como presunto autor de la muerte de una prostituta marroquí de 22 años en Melilla. (Esto ha sonado como la introducción del Equipo A). El crimen no fue tratado de la misma manera con la que se tratan los casos de violencia de género, lo que alertó a la oposición socialista, que clamó al cielo. [Fuente]
 

Y la verdad, no me pregunten ahora mismo (ni luego) cuál es la diferencia. Si se trata de algo estadístico o si incluye algún tipo de agravio añadido que pueda aumentar la condena del agresor… Lo curioso, y lo que me mantiene en vilo, es que si la víctima es una mujer, y el asesino un hombre, entonces…¿QUÉ COÑO ES LA VIOLENCIA DE GÉNERO?
 

La respuesta del Gobierno, y la argumentación por la cual este caso en concreto no fue clasificado como “violencia de género”, se debe a que entre el agresor y la víctima “no existía lazo de afectividad”. Vamos, que no se querían. Que no había amor. Que era puta, vaya. Que follaba por dinero y sin sentimientos. Y así lo estipula la propia Ley: “se entiende por violencia de género a los efectos de dicha norma la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”. [Art. 1 Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género].
 
No importa si durante el acto sexual, al agresor, se le escapa un improvisado “oh sí, eres un ángel”, mostrando una esporádica muestra de afectividad, aún sin convivencia. Sólo cuenta el amor de verdad, el de toda la vida, el de las hostias después del “sí, quiero”. No importa que la víctima en cuestión esté siendo presa de una manifestación evidente de discriminación, hincando las rodillas sobre el barro, de desigualdad, incapaz de defenderse ante la agresividad de un imponente físico militar, ni tampoco importa que esté siendo sometida a una relación de poder del hombre sobre su figura desde el primer día en el que decidió ejercer la prostitución. No importa si no hay amor. Entonces la víctima deja de ser mujer. Abandona su género. Se convierte en una puta. Un simple y degenerada puta. 
 
¿Y entonces? ¿No es acaso la prostitución, o al menos una parte de ella, un ejemplo de la más salvaje “violencia de género”? ¿De qué sirve una Ley que protege a las mujeres sobre la violencia derivada del dominio sexista del hombre si se excluye uno de los principales problemas del género femenino? No lo llamemos “violencia de género” entonces. Rebauticémosla como la “violencia romántica”, la “violencia de los enamorados” o la “violencia acaramelada” y subrayémoslo de rosa fosfi.
 
Gilipolleces. La violencia de género tiene demasiadas formas más allá de un cenicero cruzando el salón del típico hogar español.  Se plasma cada día sobre un contrato laboral, se oculta en el vocabulario al que ya nos hemos acostumbrado, se exhibe con regocijo en los lamentables espectáculos televisivos de máxima audiencia y, sobre todo, acecha entre la maleza de aquellas oscuras rotondas. E ignorarlo, es la más degenerada de las violencias.
 

Share

¡El aborto es la Guerra Civil!

abortoguerracivil

 

¡El aborto es terrorismo! ¡El aborto es Guerra Civil! ¡El aborto es el Holocausto! ¡El aborto es ETA! ¡El aborto es el SIDA! ¡El aborto es Mordor! ¡El aborto es Internet Explorer! ¡El aborto es comida basura! ¡El aborto es colesterol! ¡El aborto produce cáncer! ¡El aborto es La Voz Kids! ¡El aborto es una película de Garci! ¡El aborto es el final de Los Serrano! ¡El aborto es como tocarse! ¡El aborto hace llorar al Niño Jesús! ¡El aborto es MATAR!

¿Queda algo con lo que comprar al aborto?

(La noticia)

Share

Revilla viendo tetas en el Parlamento Cántabro

revilla leyendo interviú

 

Miguel Ángel Revilla ha sido cazado. Durante una sesión del Parlamento Cántabro, el ex-presidente ojeaba las páginas más eróticas de la revista Interviú, según él, en busca de un incisivo reportaje sobre Blesa.

No lo pongo en duda. No hay político que sea santo de mi devoción en este país, pero no me cuesta creerme las intenciones del expresidente cántabro al echar mano de la Interviú de la semana.

“Revilla pillado viendo desnudos mientras gana dinero público.” Los medios más conservadores ya tienen carnaza, y una carnaza que esperaban como hienas hambrientas. Es de suponer que no prestar atención a la sesión del parlamento, si es que en ese momento alguien estaba hablando, es igual de censurable sea cual sea el contenido de la revista. La simple distracción en sus labores como cargo público ya merece un toque de atención. Pero cuando has tetas, como siempre, todo cambia, todo se lía.  Revilla no es un político que se distrae, aburrido, jugando al Apalabrados en el hemiciclo. Para la prensa seria de derechas y para la prensa seria que antes no era de derechas, Miguel Ángel Revilla es un guarrete, un pervertido, un viejo verde, un baboso, un peligro para las jovencitas, un salido, un pajillero, un sodomita

Pues qué quieren que les diga… No sé qué es peor. Que se te ponga dura viendo un culo o tocarte en la oficina leyendo La Razón y su crónica del esporádico desliz de Revilla (mientras, también, cobras dinero público).

Mención especial, por cierto, merece quien haya hecho la foto. Minutos manteniendo el enfoque de su cámara mientras en su interior se susurra con el nerviosismo de alguien se sabe que tiene ante sí un Premio Pulitzer… “Ahora… ahora… Es la Interviú. Tienen que salir tetas, fijo”

 

 

Share

La justicia española no se meterá donde no le llaman

justicia universal España

Con los votos en solitario del Partido Popular, y el rechazo total del resto de la oposición parlamentaria en bloque, el Congreso aprobó el pasado martes la reforma de  la justicia universal, o lo que viene siendo la libertad de los jueces españoles para investigar delitos cometidos fuera del territorio nacional. [Lea, lea...]

Con esta medida no habrán más casos Pinochet, la justicia española no volverá a meterse “donde no le llaman”. Cada palo aguantará su vela y que le den morcilla al cámara, asesinado en Irak, José Couso o a genocidios como los perpetrados en Tíbet. Que allí ya tienen una justicia para encargarse de esos asuntos… ¿O no?

El Gobierno del Partido Popular no quiere molestar manteniendo las mejores relaciones internacionales a costa de su ética, y cava todavía más hondo para convertir España en un insignificante país que cada día pinta menos. Porque oigan, ¿qué es más lucrativo para sus bolsillos? ¿Perseguir a los villanos o venderles armas?

Como consuelo me queda pensar que los jueces tendrán menos trabajo y con suerte harán como Batman, que impartir justicia, imparte… pero sin salir de Gotham, sólo a los villanos de casa.

Así os rebote en toda la cara.

 

Share

Doodle versión extendida

google gallardon

Si pasan hoy, 12 de febrero de 2014, por Google, descubrirán un homenaje muy especial dedicado al 126ª aniversario del nacimiento de Clara Campoamor, precursora del voto femenino en España.

Aquí os ofrecemos la versión extendida adecuada a los tiempos que corren.

 

Share

Wert y su concepto de Erasmus

wert erasmus

El Ministro de Cultura y Toros va dejando más perlas que las que tenía “La Collares” colgando de su pellejoso cuello. La penúltima ha sido afirmar que a Erasmus se va con el idioma aprendido y que no es un programa para aprenderlos. [Fuente]

He aquí un paso más para desprestigiar la utilidad y necesidad de la tradicional beca universitaria. Cuenta atrás para el regreso del “¿Mande?” y el Landismo. Y encima hoy leo que van a bajar el IVA de los toros. Yo ya voy a ir buscándome una boina y un gaiato y voy adelantando.

Share